Real de Catorce

Y tal pareciera que este “Pueblo Mágico” siempre tendrá algo que invite  a volver..

Recorrer kilómetros de Nuevo Laredo, Tamaulipas hasta llegar a Real de Catorce, San Luis Potosi a calle empedrada que es la antesala a ese místico lugar, o como una manera de sacudir el alma antes de dejar al descubierto la belleza de tan majestuoso, quizás es el precio que se paga.

Y atravesar el túnel, con ese olor,con esa sensación de que pronto estarás del otro lado, donde abundan las sonrisas sinceras, las manos francas de hombres y mujeres leales y fieles a su tierra, de miradas que desnudan el alma, de caminitos que nuevamente están cubiertos celosamente por piedras y no existen las prisas, caminas lento queriendo empaparte de ese ambiente que lo tiene todo!

Después de algún rato es obligatorio buscar una fondita y degustar un “aguamiel” y unas “gordas” , el clima te abraza con ese frío que de a poquito pega.

Si te dejas envolver por ese ambiente, todo te puede parecer perfecto y no querrás volver a la realidad…

Volver siempre ser

Siempre algo te sorprenderá